• Después de presentar el libro, acompañado de mi gente (familia, compañer@s contacteras, amig@s, compañer@s del curro…) ahora se inicia la fase de darlo a conocer y de hacerlo llegar a quien lo quiera leer.

    Si estás interesada/o en comprarlo, escríbeme a este mail: jlcorretje@gmail.com También puedes adquirirlo a través de compra online en este enlace. en ambos casos te haré llegar la versión en papel por vía postal, a tu casa, una vez que lo abones por bizum o bien a través de una transferencia bancaria.

    El envío, de momento, se realiza solo al Estado español y a países de Europa. El precio por ejemplar es de 14 euros + gastos de envío.

    • España: 14+4= 18 euros
    • Europa: 14+8= 22 euros

    Muchas gracias por tu interés en conocer la Danza Contact Improvisación.

  • Siento un cosquilleo en la barriga que me tiene inquieto y muy ilusionado. Quedan apenas unos días para que el trabajo de 3 años y medio se conozca. Ese es el tiempo que llevo escribiendo uno de los pocos libros publicados en español sobre Danza Contact Improvisación. Y quizás el primero escrito por alguien que no es profesional de la danza ni se dedica a enseñarla.

    Las causalidades suelen acompañarme en la vida. Por eso no me ha sorprendido que justo en los primeros días de julio coincidan, en 3 continentes diferentes, 3 grandes encuentros de CI con los que la comunidad contactera quiere recordar que en el verano de 1972, medio siglo atrás, Steve Paxton y su pandilla organizaron la primera jam de la historia. Fue en la John Weber Gallery, en Manhattan (Nueva York).

    El primero es en Ohio (USA), en el Oberlin College (del 7 al 12 de junio), el lugar donde Paxton practicó con 11 jóvenes estudiantes universitarios (en enero de 1972) lo que entonces todavía ni tenía nombre. En este caso, la organizadora es Ann Cooper Albright, gran maestra de CI y autora, junto a David Gere, de uno de los mejores libros escritos sobre la práctica: ‘Taken by surprise’ . También habrá festivales en Varsovia (del 8 al 13 de julio) y en Thailandia (hasta el 10 de julio) ‘Towards’ Thailand CI Conference: 50th aniversary of CI.

    Mi libro tiene la peculiaridad de que no está hecho por alguien que enseñe contact. Ni siquiera soy un bailarín profesional. En realidad soy periodista de profesión, aunque mi pasión, desde hace 35 años, ha sido: bailar, bailar y bailar. Tal vez como resultado de la combinación de ambos factores (curiosidad de oficio y pasión por la danza) sentí que me tocaba poner en palabras las experiencias vividas en jams, festivales, clases y en las mil conversaciones que he mantenido con otras compañeras y compañeros, enganchados como yo, a esta práctica adictiva que se llama Danza Contact Improvisación.

    AVISO. Si quieres comprar el libro, muy pronto habilitaremos una modalidad de compra online y envío por correo postal del ejemplar físico en papel: a España y a países de Europa. Si quieres más información escríbeme a este mail: jlcorretje@gmail.com

  • Este fin de semana hemos acercado el libro ‘Todos los cuerpos bailan’ a la jam que organiza la comunidad de Donosti. Treinta personas acudieron, el 1 de octubre, al encuentro matinal de Danza Contact Improvisación que se celebra, dos veces al mes, en una sala preciosa que está situada junto al espectacular centro de exposiciones Tabakalera.

    La experiencia fue hermosa. Buena parte de quienes siguieron la intro que les propuse eran personas que estaban iniciándose en la práctica. Antes de la introducción que facilité y que ponía el foco en el peso, cumplimos con el ritual de iniciar la jam con una rueda. ¡Qué buena costumbre la de ponerse en un círculo y emplear la palabra! Esta forma breve de presentar el encuentro a las participantes hace más sencilla la comprensión de lo que se está viviendo, al tiempo que permite dar unas pautas mínimas de acuerdo colectivo para que todo transcurra en un ambiente de seguridad y confianza.

    Fue una gozada compartir danzas con cuerpos distintos, personas con viajes por el contact muy diferentes, pero que estaban allí dispuestas a entregarse a la práctica. Al final de la jam, volvimos al círculo para compartir lo que habíamos vivido. Fue muy interesante oír experiencias de todo tipo. Yo también pude compartir cómo en mi libro he recogido esta riqueza de planteamientos. Y aunque, “no todo vale”, hay que reconocer que los cuestionamientos, las preguntas, han sido motores de evolución del contact durante sus 50 años de existencia.

    Experiencias diversas

    Una jam, en mi opinión, es un espacio de investigación, creación y juego en consonancia con los principios básicos de las Danza Contact Improvisación. Pero, en realidad, cada participante se acerca a estos encuentros desde inquietudes muy distintas. Hay quienes lo entiende como un espacio de relación, porque ven en el CI una “danza social”; otras personas ansían aprender la práctica, en vez de formarse en clases, talleres o festivales. Para otras personas es una oportunidad para dar rienda suelta a la liberación de su cuerpo en movimiento y en contacto, e incluso, interpretan que una jam es algo parecido a una fiesta de emociones desbocadas…

    En ‘Todos los cuerpos bailan: viaje por la Danza Contact Improvisación’ dedico un capítulo entero a analizar, a partir de diferentes voces, qué es lo que buscamos en una jam. Se titula ‘Jam: del ruido a la escucha’. Yo sostengo que las jams deberían ser “un espacio democrático y plural en el que se celebra la diversidad”. Y sin embargo, lo que no puede faltar es la Danza Contact Improvisación: una práctica basada en el intercambio de peso, el contacto de los cuerpos y la improvisación. Se trata de un diálogo con otros seres danzantes, con la gravedad, con el suelo y con el aire que me circunda, que tiene su foco en la fisicalidad y en la escucha (de mi cuerpo y de los otros cuerpos).

  • Todos los cuerpos bailan’ es el título que elegí para el libro que acabo de publicar sobre Danza Contact Improvisación, una práctica adictiva y diferente que acaba de cumplir 50 años. En mi obra reflexiono sobre algunos aspectos que toca el contact como la escucha, la relación con la fisicalidad, el abandono del juicio…

    Uno de los asuntos que más me interesa es cómo el CI es capaz de enfrentarse al paradigma de los cuerpos perfectos, estilizados, entrenados en una técnica concreta y ligados a patrones y modas.

    ¿Pueden bailar todos los cuerpos? Siempre que quieran, todos los cuerpos son bien recibidos en una jam. He bailado con personas en sillas de ruedas, con discapacidad visual e intelectual. También con personas que no habían bailado nunca y a las que siempre les dijeron que bailaban muy mal. Y tengo que confesar que todas las experiencias fueron fértiles y ricas en aprendizajes.

    La Danza Contact Improvisación se convierte en una puerta abierta para personas que se niegan a aprender coreografías, a tener un cuerpo esbelto o a seguir normas rígidas. Eso sí, el contact también se enseña y se aprende. Es una práctica hermosa que invita a la acogida de cualquier cuerpo, de cualquier persona.

    *El libro ‘Todos los cuerpos bailanse presenta en Madrid, el viernes 8 de julio (19.00), en la sala ‘Espacio que vuela’ (C/Martín de Vargas, 13. Metro Embajadores). Entrada libre.

    *Muy pronto podrás comprar el libro en esta página. El precio es de 18€ para España (14€+4€ de envío postal); y 22€ para Europa (14€+8 de envío postal). Si tienes alguna duda escríbeme al mail: jlcorretje@gmail.com

  • Los seres humanos nacemos con la necesidad de tocar y ser tocados. Somos cuerpos sensibles abiertos a un mundo de relaciones, latentes o presentes, que trascienden las fronteras marcadas por el campo de visión de nuestros ojos o de los otros sentidos.

    Habitamos una estructura de tejidos y órganos envuelta en dos metros cuadrados de piel, que pesa cuatro kilogramos y que dispone de cinco millones de terminaciones nerviosas. Hemos oído hablar muchas veces de los perjuicios -psicológicos, emocionales y hasta fisiológicos- que provoca la ausencia de contacto físico en el ser humano. Sucede desde que somos bebés hasta el final de nuestra vida.

    Pero de lo que se habla menos es de los beneficios del llamado ‘tacto suave’. La lista es larga: libera oxitocina, hormona conectada a nuestro comportamiento social; aumenta los niveles de dopamina, uno de los sistemas de recompensa del cerebro; y provoca segregación de serotonina, la hormona de la felicidad y el bienestar. El efecto benefactor y automático de esta fiesta hormonal es una reducción significativa del estrés y la bajada del ritmo cardíaco.

    Estos son algunos de los regalos de la Danza Contact Improvisación. En mi blog: todosloscuerposbailan.com iré publicando más reflexiones como esta sobre una práctica que acaba de cumplir 50 años. Estos textos están recogidos en el libro que acabo de terminar y que muy pronto publicaré. Te mantendré informado/a.

    *La foto que ilustra este post pertenece a www.espaciofci.com Gracias por compartirla.

    *Muy pronto podrás comprar el libro en esta página. El precio es de 18€ para España (14€+4€ de envío postal); y 22€ para Europa (14€+8 de envío postal). Si tienes alguna duda escríbeme al mail: jlcorretje@gmail.com

  • Un tipo salta sobre otro, con espíritu suicida, y cae en un tatami. La imagen es borrosa. Han pasado 50 años. Los que arriesgan su físico en una práctica que todavía no tenía nombre son algunos de los nombres más reconocidos en los orígenes de la Danza Contact Improvisación: Steve Paxton, Nancy Stark Smith, Daniel Lepkoff o Nita Little. Estamos en la primavera de 1972.

    Ahora que se cumple medio siglo de la primera jam de la historia, que se celebró en una galería de arte de Manhattan (Nueva York), en junio de ese 1972, podemos fantasear con lo que sentían aquellos hombres y mujeres empeñados en romper los moldes de la danza de entonces.

    Este es el registro audiovisual más antiguo que se conserva de los orígenes del contact. El video se llama ‘Chute’ y fue realizado por el cámara Steve Christiansen, que había registrado los ensayos previos a la primera jam de la historia. La cinta no se publicó hasta 1978. Resulta apasionante escuchar la voz ronca e inconfundible de Steve Paxton en una descripción intuitiva de lo que luego serían algunos de los principios del CI.

  • La Danza Contact Improvisación atrae a una gran diversidad de cuerpos. Esta seña de identidad, basada en la aceptación de lo diverso, contrasta con lo que acontece en relación a otras danzas -el ballet y la danza moderna, principalmente-, donde se establecen filtros selectivos y dinámicas de competición que se rigen por criterios excluyentes respecto a la forma física, el peso, la altura y ciertos cánones de belleza.

    El principio igualitario que asegura que ‘todos los cuerpos bailan’ no siempre se convierte en una verdad inmutable. Puedes encontrarte con personas que cuando bailan contact con alguien que no alcanza su destreza física o su habilidad, se olvidan del aspecto somático desde donde parte la danza y que desencadena la fisicalidad, y se dejan arrastrar por patrones y criterios ajenos a esta praxis. Al introducir el juicio, se decide de un modo excluyente con quién sí quiero bailar y con quién no. Cuando se aplican visiones selectivas o competitivas, se contradice el principio democrático e igualitario que distingue a la DCI de otras disciplinas.

    *La foto que ilustra este post pertenece a www.espaciofci.com Gracias por compartirla.

  • Quien escucha se desnuda tanto o más como quien es escuchado. Vestirse de escuchador, de escuchadora, exige práctica. Y también requiere de un cierto arte. No hablamos de una disciplina gimnástica que se ejercite sin más.

    La Danza Contact Improvisación es amiga de la escucha y del contacto.

    No se debería escuchar de cualquier modo y manera. La buena escucha es como el buen amor: un ejercicio delicado que demanda atención, tiempo y ganas. Además de delicadeza, pasión y calma.

    La escucha podría verse como una ducha de posibilidades nuevas contra las que tu mente lucha. Peleamos para parar la máquina de nuestros pensamientos, de la contaminación mental que nos impide observar lo que sucede a nuestro lado.

    Escuchar no es sinónimo de entender. Para escuchar hay que respirar bien.

    Entra en contacto con las demás personas: baila, habla, lucha, crea. Pero sobre todo escucha y ya verás todo lo que aprendes.

  • Llegar al final de un proceso de 3 años. ¡Qué alivio! y, sobre todo: ¡Qué felicidad!
    El libro que estoy a punto de publicar, ‘Todos los cuerpos bailan: Viaje por la Danza Contact Improvisación’, viene con muchos regalos.

    Coincide su publicación, casi de forma mágica, con la fecha en la que se cumplen 50 años de la celebración de la primera jam de Contact Improvisación en el mundo. Sucedió en un caluroso mes de junio de 1972, en la John Weber Gallery, en Manhattan (Nueva York).

    *Muy pronto podrás comprar el libro en esta página. El precio es de 18€ para España (14€+4€ de envío postal); y 22€ para Europa (14€+8 de envío postal). Si tienes alguna duda escríbeme al mail: jlcorretje@gmail.com

Deja un comentario